English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Translate

Anuncio

martes, 24 de enero de 2017

El poder curativo de la zanahoria

El poder curativo de la zanahoria

La zanahoria, nombre científico, Daucus carota es una hortaliza de la familia de las Umbelíferas, también denominadas apiáceas. 
La zanahoria es una verdura dura, bianual y de clima frío, que crece por la raíz gruesa que produce en la primera estación de crecimiento, oriunda de Europa y Asia sudoccidental.

La zanahoria es la raíz pivotante engrosada de la planta de color anaranjado, aunque también hay variedades de color amoratado o amarillo, que acumulan los nutrientes necesarios para mantener la parte aérea, de hasta 1,5 m de altura, que se forma si se deja en el suelo durante el segundo año de crecimiento. El tallo lleva una umbela de flores blancas o rosadas parecida a un nido.

Se cultiva por su raíz mucho más grande que la silvestre, necesita dos años para completar su ciclo vegetativo, pero como se cultivan para aprovechar solamente la raíz, su recolección se realiza desde el 1,5 a los 3 ó 4 meses de la siembra.

La zanahoria es una  hortaliza que ofrece buena cantidad de vitaminas al organismo humano, así como también antioxidantes y minerales. El ácido fólico, la fibra y el magnesio de esta verdura así como también los beta-carotenos que le otorgan ese color anaranjado estos suplementos se han mostrado efectos adversos en fumadores con cáncer de pulmón, de boca o de mama. 

Estos componentes ayudan al hígado para que pueda formar vitamina A que es necesaria para la salud de la piel, el fortalecimiento de los huesos o el bienestar del sistema inmunitario. Comer zanahorias reduce la posibilidad de sufrir enfermedades degenerativas y mala circulación sanguínea.

Es buena para el aparato digestivo y se recomienda consumir las zanahorias crudas, la vitamina A protege y regenera las membranas del estómago y de los intestinos, su consumo se aconseja en personas que padezcan: acidez, diarrea, estreñimiento, indigestión, gastritis y úlceras, también su consumo periódico ayuda a mantener el intestino en buenas condiciones, sobre todo en pacientes con colon irritable y diverticulitis. 

La zanahoria sirve para recuperarse de intoxicaciones, infecciones, si se come hervida o al vapor, suaviza y calma la mucosa digestiva, esta verdura es muy buena para las mujeres embarazadas, las que están amamantando, el feto y el bebé recién nacido. 

A los niños que  ya consumen alimentos sólidos se recomienda añadir una zanahoria hervida en sus comidas, para problemas digestivos o intestinales es un perfecto alimento porque es fácilmente digerible, mejora la salud estomacal y favorece la formación de glóbulos rojos. 

Las personas diabéticas se benefician con el consumo de zanahoria cruda debido a sus carbohidratos, ya que se trata de una verdura que mejora la circulación sanguínea y la salud ocular, dos de los problemas habituales en personas con diabetes. 

También es recomendable en casos de resfriados y gripe es aconsejable comer un puré o una ensalada de zanahorias. Una buena cantidad de vitamina A aumenta el sistema inmunitario porque ayuda a producir células defensivas del organismo y hacerle frente al ataque de virus y bacterias. Esta hortaliza, es útil para proteger de los efectos causados por los rayos ultravioletas.

La zanahoria tiene propiedades antiespasmódicas, es antiséptico, carminativo, anti-inflamatorio, analgésico y estimulante. 

La zanahoria contiene diferentes vitaminas, y minerales entre las que podemos destacar las Vitaminas A,C,D, E, B3, B6, B12 y K, mismas que son excelentes fuentes de beneficios para la salud. La zanahoria también tiene otros de los nutrientes son los hidratos de carbono, ácido fólico, Calcio, Magnesio, Hierro, Zinc, Magnaneso, Potasio, Selenio, Yodo, y Fósforo.


  

Seguir Las abuelas un mundo de sabiduría también en:
                           

Gracias por vuestra visita y espero que os guste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario