English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Translate

Anuncio

miércoles, 25 de enero de 2017

Poder curativo de la curcuma

Poder curativo de la curcuma

La cúrcuma proviene de la planta (Cúrcuma Longa) y es una especia que ha estado en la India hace siglos. Normalmente la gente utiliza la cúrcuma para agregar sabor a sus platos, con muchas culturas reconociendo la especia por sus numerosas propiedades medicinales.

En recetas orientales o asiáticas, como en otras recetas de cocina exóticas como son las de la cocina árabe en las que este ingrediente también es utilizado muy frecuentemente para darle un toque especial a su platos.

Una de las principales razones a la investigación científica sobre la cúrcuma tiene que ver con su relación única con enfermedades como el cáncer, la enfermedad de Alzheimer, y muchas más.

La curcuma sirve para reducir la acidez de estómago,  actúa como un tónico estomacal que estimula las secreciones de jugo gástrico y pancreático, facilitando la digestión. Está aconsejada para los que padecen dispepsia, digestiones lentas, gastritis crónica o inapetencia y la dosis recomendada es de unos 300 a 500mg en polvo, cuatro veces por día.

La cúrcuma es muy buena para  expulsar los gases del intestino, sirve también para aliviar cólicos, gracias a sus componentes como el eugenol.  La cúrcuma presenta muy buenos efectos como protectora del hígado y tónico para la vesícula biliar, ayuda a eliminar las piedras biliares, tiene propiedades antiinflamatorias, y permiten el drenaje del hígado y el vaciado de la vesícula.

La curcuma es antimicrobiana, los  principios activos de esta especia  ayudan a eliminar los microbios, evitando que las heridas se infecten. 
La cúrcuma es un gran aliado del sistema inmune de nuestro cuerpo, que nos protegen de ciertas enfermedades, sobre todo las que se producen por causa de los virus. Añadir esta especia  en épocas de estrés,  en etapas de exámenes y en invierno evita que nos bajen las defensas y podamos enfermar de resfriado o de gripe. La cúrcuma se usa desde hace muchos siglos para tratar la bronquitis, y resfriados ya que la curcumina tiene una gran acción antibronquial y antiinflamatoria.

A las mujeres embarazadas o en etapas de lactancia, se les aconseja reducir el consumo de cúrcuma porque puede poner en riesgo la salud del bebé, tampoco la pueden tomar  pacientes con problemas en la vesícula biliar y en personas con reflujos gastroesofágicos.

  

Seguir Las abuelas un mundo de sabiduría también en:
                           

Gracias por vuestra visita y espero que os guste. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario